JOHN BARRY – BIOGRAFÍA

Compositor británico nacido el 3 de noviembre de 1933 en York, North Yorkshire, Inglaterra, Reino Unido y fallecido el 30 de enero de 2011 (a los 77 años) en Oyster Bay, New York, Estados Unidos.

Minibiografía

(texto tomado de Música y cine de Manuel Vals Gorina y Joan Padrol, Ultramar Editores S.A., julio de 1990)

«John Barry fue el músico más popular en Inglaterra y el más conocido internacionalmente a raíz de su serie sobre James Bond. Desde muy joven escribió arreglos y temas de jazz para los estudios ingleses, y esta influencia es perceptible en sus primeras composiciones cinematográficas. Después derivó hacia la experimentación con instrumentos electrónicos. Su primer grupo de obras se engloba en la órbita del Free Cinema en películas como Four in the Morning (1965) y The Knack…and How to Get it (1965) que denotan una postura de síntesis entre el viejo cine inglés y la nueva forma de expresión, al igual que La habitación en forma de L (The L Shaped Room, 1963) y Plan siniestro (Seance on a Wet Afternoon, 1964). Sin embargo, su bloque más famoso de películas gira en torno a James Bond al reutilizar el tema de Monty Norman en el primer título de la serie para crear otro nuevo, “007”, que empleará en lo sucesivo en cada banda sonora con suntuosísimas canciones de gran éxito. Será aquí donde fijará su peculiar sonoridad, resultado de una orquestación abarrocada que permite distinguir cualquier obra suya. Aunque inadvertida por la crítica, su obra maestra será 007 Al servicio de su Majestad (On Her Majesty’s Secret Service, 1969), que presenta dos canciones bellísimas, una de ellas un villancico, y un tema principal diferente de la canción. Después de Ipcress (The Ipcress File, 1965) colaboró con Bryan Forbes en King Rat (1965)y La caja de sorpresas (The Wrong Box, 1966) y ganó con Nacida libre (Born Free, 1966) dos Oscar por su orquestación percusiva para insinuar el ambiente africano. En Hollywood debutó con Petulia (1968), y vinieron después Midnight Cowboy (1969), con un tema que compite en popularidad con la canción de Nilsson, “La mujer maldita” (Boom, 1968), hasta llegar a El león en invierno (The Lion in Winter, 1968) una de sus obras maestras por su tema principal, el de Chinon y el de la llegada de Leonor de Aquitania por el río concebido visualmente para permitir el lucimiento de los dos bloques corales. El éxito que consigue con otro Oscar le anima a seguir con el género histórico en María, Reina de Escocia (Mary, Queen of Scots, 1971) y El último valle (The Last Valley, 1971), donde incorpora un villancico hermosísimo. El excelente momento que atraviesa lo ratifica Walkabout (1970) al persistir en el empleo de coros mágicos con un tema principal que subraya a la perfección la nostalgia y el recuerdo de la aventura vivida en el desierto australiano. En La guerra de Murphy (Murphy’s War, 1971), Sígueme (The Public Eye, 1972) y La paloma (The Dove, 1974), Barry mantiene la calidad de su estilo. Pero después de Robin y Marian (1976) inicia una notoria decadencia en La semilla del tamarindo (The Tamarind Seed, 1974), Como plaga de langosta (The Day of the Locust, 1974), King Kong (*)(1977) (quizás su peor obra), El desafío del búfalo blanco (The White Buffalo, 1977), The Betsy (1978), Abismo (The Deep, 1978), perdido en el maremágnum de discoteca, y Max’s Bar (Inside Moves, 1980). El declive se acentúa al renunciar a poner música a otros títulos de la serie Bond. No tiene nada nuevo que decir en términos musicales. En sus múltiples facetas abordó también la comedia musical –Billy!-, el musical en Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland, 1972), y las películas de aventuras como Rescaten al Titanic (1981), y Fuego en el cuerpo (Body Heat, 1981) –una banda sonora perfecta-, en la que parece que Barry coge de nuevo el timón del éxito que disfrutó de 1964 a 1972 cuando fue el rey indiscutible de la música inglesa y el creador de una sonoridad más característica que sabía aliar, con mayor consistencia, calidad y comercialidad, en bandas sonoras muy aparatosas para películas sencillas. En la actualidad su recuperación está fuera de toda duda si nos atenemos a las dosis de inspiración que manifiesta en En algún lugar del tiempo (Somewhere in Time, 1980), sus nuevos títulos de la serie Bond y, sobre todo, Memorias de Africa (Out of Africa, 1985), su tercer Oscar y la quintaesencia de su original estilo.»

(*) No compartimos la opinión de los autores Vals Gorina y Padrol. Consideramos que la banda sonora de King Kong está dentro de las mejores de John Barry. 

NOTA IMPORTANTE

Estamos trabajando constantemente en el desarrollo de las biografías de los compositores de música de cine con el estilo propio de TheMovieScores,  a fin de completar un amplio archivo que sirva de consulta para todos aquellos que lo necesiten. Sin embargo, dado el enorme trabajo que ello requiere, dicha tarea demandará mucho tiempo, dejando vacías de información muchas de las entradas de esta importante sección.

Por ello, mientras tanto, para llenar provisoriamente ese vacío, ponemos aquí a disposición de nuestros seguidores, algunos enlaces que existen sobre la biografía de este compositor, como una forma de aporte a vuestra investigación o lectura.

Cabe destacar que TheMovieScores no ha podido chequear la información existente en dichos trabajos o artículos y no tiene nada que ver con la autoría de los mismos, que es exclusiva de sus propietarios y administradores.

IR A:

El objetivo de esta sección de TheMovieScores es contar las historias de las canciones que encabezaron los títulos principales de cada una de las películas de la saga de James Bond. Curiosamente, el primer film de la serie no tiene una canción que lo identifique, aunque la edición discográfica de la banda sonora…

Deja una respuesta