BIOGRAFIA

Downey, California, Estados Unidos, 9 de septiembre de 1922 – Westlake Village, Los Angeles, California, Estados Unidos, 3 de diciembre de 2000

El nombre de Hoyt Curtin está indeleblemente asociado a Hanna-Barbera y al mundo de los dibujos animados. Fue director musical de ese estudio liderado por William Hanna y Joseph Barbera durante décadas, y sus melodías y tonadas reverberan en el recuerdo de varias generaciones de niños que disfrutaron de esos entrañables cartoons.

Hoyt Stoddard Curtin nació en Downey pero creció en San Bernardino, hijo de un ranchero que más tarde se dedicó al negocio de los seguros y se convirtió en el asesor adjunto de ese condado.

hoyt0

Empezó a tocar el piano a la edad de 5 años y ganó un concurso de canto patrocinado por un cine cuando tenía 11 años. Para el noveno grado, tenía su propia orquesta y tocaba en bandas de jazz. Se graduó en la Escuela Secundaria de San Bernadino en 1940 y en la Universidad del Sur de California en 1943. Después de graduarse fue asignado a la Universidad Northwestern para un entrenamiento avanzado. Mientras estaba en la USC, se enroló en la Marina y fue asignado a la base de destructores de San Diego, sirviendo como alférez a bordo de uno de esos navíos de guerra en 1944. Cumplió con su deber durante la Segunda Guerra Mundial en el sangriento escenario del Pacífico y sufrió una herida de metralla en una de sus piernas. Tras la guerra, completó su maestría en música en la Universidad del Sur de California. Fue durante ese curso de maestría cuando Hoyt decidió tomar un curso de composición para películas, dictado nada menos que por el célebre Miklos Rozsa, mítico autor de bandas sonoras emblemáticas como Ben-Hur y La jungla de asfalto.

hoyt0a
hoyt

MÚSICA TELEFÓNICA

Fascinado con esta rama de la música, se puso como meta convertirse en compositor cinematográfico. Sin embargo, no fue el cine el que lo convocó originalmente sino el mundo de los jingles comerciales, ambiente en el que comenzó a trabajar y se ganó un importante lugar, hasta que la Columbia lo introdujo en las salas de cine a través de unos cortos de dibujos animados protagonizados por un peculiar y simpático viejecito calvo y miope, nada menos que Mr. Magoo. Curtin musicalizó entre 1950 y 1956 una buena cantidad de esos cartoons que eran distribuidos como complemento de las películas que se estrenaban en los cines. Pero su gran oportunidad le llegaría a finales de esa década, cuando lo contrataron para ponerle música a un anuncio comercial de la marca de cerveza Schlitz que se estaba produciendo en la MGM, bajo la supervisión de dos jóvenes y prometedores productores: Bill Hanna y Joe Barbera. Satisfechos y entusiasmados con la tarea de Curtin, lo llamaron y le preguntaron si estaría interesado en colaborar en la música de una serie de dibujos animados que estaban preparando para la cadena NBC de televisión que se emitiría los sábados por la mañana: The Ruff and Ready Show, que sería su primer cartoon televisivo. Curtin aceptó de inmediato.

En una llamada telefónica, los productores le pasaron la letra y cinco minutos después Curtin les tenía lista una canción, que les transmitió también telefónicamente. Hubo unos segundos de silencio en los que Curtin creyó que le rechazarían, pero enseguida Bill y Joe le ofrecieron un trato para grabarla. Era 1957, y ese fue el curioso inicio de una relación tan extensa como fructífera, cuando Hanna-Barbera dejaron la MGM para formar su propia compañía, que instalaron en Burbank, llevándose con ellos a Curtin, a quien designaron director musical y que, con un contrato exclusivo, sería el creador de temas y canciones de más de 200 cartoons de la factoría.  

hoyt0c

De esta forma, y muchas veces con el mismo procedimiento telefónico de ida y vuelta, Curtin escribiría las canciones de super éxitos de la H&B, como Los Picapiedra (The Flintstones, 1960-1966) y Los Supersónicos (The Jetsons, 1962-1963). Más tarde comparaba las partituras con cintas de vídeo o con los storyboards de los dibujos animados, asegurándose de que su música acentuaba cada movimiento físico y estado de ánimo de los personajes. “Todos nos divertíamos, y creo que la música lo demuestra”, recordó Barbera en una entrevista de 1986, reconociendo que Curtin era “un verdadero genio”.

UNA CARRERA ANIMADA

Pero su prolífica obra no se quedaría allí. Su música sería la carta de presentación de todos los programas de dibujos animados de la productora durante décadas: Huckleberry Hound, Quick Draw McGraw, Yogi Bear, Snagglepuss (El león Melquiades), Magilla Gorilla, Top Cat, Jonny Quest, The Smurfs y muchos otros shows. Durante 25 años, Curtin compondría las canciones y la música incidental de la mayoría de los más populares cartoons de Hanna-Barbera. Además, él mismo contrataba los músicos para las diferentes orquestas y las conducía personalmente. Aunque prefería el jazz al rock, no dejó de utilizar ambos estilos con gran facilidad. Para Los Supersónicos, escribió el tema principal para una pequeña formación instrumental pero, a pedido de Hanna, lo adaptó para una orquesta completa.

hoyt0b

El compositor Hoyt Curtin (al centro) junto a Alan Reed, voz de Pedro Picapiedra (derecha).

Además de su gran carrera en la televisión y los dibujos animados, Curtin compuso un puñado de bandas sonoras para el cine, como For Men Only (1952) un film noir dirigido y protagonizado por Paul Henreid, El ataque de las mujeres araña (Mesa of Lost Women, Ron Ormond, 1953), cinta de horror de clase Z, y Jail Bait (1954), uno de los despropósitos de Ed Wood, considerado el “peor director de la historia”, y que cuenta con un joven Steve Reeves, en su debut cinematográfico.

UN GRANDE DE LOS CARTOONS

Como el gran Carl Stalling, creador de la música de los hiper famosos cartoons de la época dorada de la Warner Bros., como Bugs Bunny, Daffy Duck, Porky, Silvestre y Piolín, El correcaminos y tantos otros inolvidables personajes de la animación, que murió en 1972, Curtin, alma musical de Hanna-Barbera, es considerado uno de los gigantes de la música de los dibujos animados, junto a Scott Bradley, padre de la música de Tom y Jerry, pareja animada también creación de H&B.

Una de las desventajas que ha traído la forma de trabajo de Curtin, su velocidad para tener listo lo que le pedían, es que han quedado muy pocos masters originales de sus grabaciones de bandas sonoras. Cuando Rhino Records decidió editar aquel maravilloso compilado en 2 CDs de 1995, se encontró con que, en muchos casos, la única fuente disponible eran los propios cortometrajes. Por ejemplo, no existe ningún master del tema de Los Picapiedra. Pese a todo, la música de Curtin sigue siendo recordada por generaciones de fans, a través de cualquier medio que tengan a su alcance.

“Hoyt era el rey de los jingles”, dijo Jean MacCurdy, el presidente de la Warner Bros. Animation. “Su fuerte era crear temas que casi cualquiera en la calle pudiera cantar en un abrir y cerrar de ojos. Era realmente notable”.

Curtin, murió el 3 de diciembre de 2000 en el hospital Thousand Oaks de Westlake Village, zona donde residía desde hacía mucho tiempo. Tenía 78 años. Le sobrevivieron su esposa Elizabeth, su hijo Christopher, de Simi Valley, su hermano John, de Carlsbad, y tres nietos.

Eduardo J. Manola

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

TVjQUEST scaled
The Movie Scores The Simpsons banda sonora Danny Elfman
0 0 votes
Califica el artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments