En este momento estás viendo TIBURÓN (Jaws, 1975): El clarinete de Spielberg
Steven Spielberg - Jaws - clarinete - the Movie Scores

TIBURÓN (Jaws, 1975): El clarinete de Spielberg

Declarado admirador de Bernard Herrmann, Steven Spielberg siempre tuvo muy clara la importancia de la música en una película. Así lo demuestró en toda su carrera: las bandas sonoras de John Williams son fundamentales en sus producciones.

Nacido en el seno de una familia de músicos, la pasión de su madre Leah, restauradora y concertista de piano, se contagió claramente al joven Steven, que comenzó de muy pequeño a tomar lecciones de clarinete y tocó el instrumento durante toda su etapa escolar, en la escuela primaria y en el instituto.

Steven Spielberg - Jaws - clarinete - the Movie Scores
Steven Spielberg - Jaws - clarinete - the Movie Scores

El director no tardó en aprovechar esa veta musical en sus filmes, por ejemplo, en Tiburón (Jaws, 1975). En una de las escenas aparecería una banda escolar interpretando una de las célebres marchas militares americanas del compositor John Philip Sousa, como parte de las celebraciones del 4 de julio.

 

Williams no quería que la banda tocara al nivel de la orquesta de Hollywood de la que disponía. Debía sonar algo desafinada en beneficio del realismo, como lo que podía salir de las limitadas capacidades de una pequeña banda escolar de un pequeño pueblo playero como era Amity Island. “Es muy difícil pedirle a esos grandes músicos que toquen mal”, le contó Williams al periodista Jon Burlingame.

Steven Spielberg - Jaws - clarinete - the Movie Scores

Así que Spielberg, aprovechando la escasa exigencia musical, levantó la mano y se ofreció a tocar el clarinete, alegando que solía hacerlo en la escuela. Insólitamente, el galardonado director se unió a la orquesta para una mala interpretación de la marcha de Sousa, desafinando como lo exigía la escena, sin mayores miramientos ni pudor alguno. Dicen que se lo pasó muy bien. “Spielberg dio a la pieza el toque amateur que necesitaba”, bromeó Williams.

Tiburón no fue la única oportunidad que tuvo Spielberg para demostrar sus dotes musicales. Cuatro años más tarde volvió a tocar el clarinete en su fallida comedia bélica 1941. Pero esta vez no fue en una escena en particular, sino que participó en la grabación de la famosa y pegadiza marcha militar que Williams compuso como tema central de la película.

Steven Spielberg - 1941 - clarinete - the Movie Scores
0 0 votes
Califica el artículo
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments