En este momento estás viendo The Exorcist: Cuando Herrmann enfureció a Friedkin
El exorcista - The exorcist - William Friedkin

The Exorcist: Cuando Herrmann enfureció a Friedkin

En los inicios de la producción de El exorcista (The exorcist), el director William Friedkin llegó a reunirse con el gran Bernard Herrmann para tantear la posibilidad de su contratación para que compusiera la banda sonora. Friedkin admiraba la música de Herrmann, y creía que el estilo de la famosa partitura que había escrito para Psicosis de Hitchcock, era ideal para construir el clima terrorífico que quería para su película.

Grande fue su alegría cuando el músico neoyorquino se mostró interesado, pero más grande fue su sorpresa cuando se reunió con él para tratar de acordar el aspecto artístico de la música que quería para el film.  

William Friedkin con Max Von Sydow

Friedkin contó así su experiencia frustrada con Herrmann:

“Cuando él [Herrmann] salió de la sala de proyección, dijo: “Quizá pueda ayudarte con esta mierda, pero tendrás que dejármela a mí, y veré si se me ocurre algo”. Había oído que era un tipo abrasivo, sin pelos en la lengua, franco hasta el insulto. Sin embargo, me sorprendió su reacción.

“¿Dejártela a ti?”

“Sí, y cuando termine te enviaré por correo una partitura”, espetó.

“¿No te interesan mis aportaciones o ideas?”, pregunté.

Esbozó una sonrisa de cansancio. “Oye, chico, ¿cuántas películas has hecho? Llevo cuarenta años escribiendo música”.

“Me encanta tu música, pero estoy demasiado cerca de esta película como para que tú, o cualquier otro, me envíe una partitura por correo”, respondí.

Bernard Herrmann
Friedkin con Linda Blair

“Déjame decirte algo”, dijo. “Tienes que deshacerte de esa primera escena, sea cual sea, en el desierto. No lo entiendo y nadie lo entenderá tampoco. La película no empieza hasta que ves a esa niña en su habitación”.

Ahora me estaba perdiendo. “Por curiosidad”, dije, “¿qué tipo de partitura crees que necesita esto?”.

“Hay una iglesia medieval llamada St. Giles Cripplegate en el Barbican Center”, dijo, “Tiene un órgano increíble y una acústica preciosa. Allí es donde grabaría la partitura”.

“¿Un órgano de iglesia para El Exorcista? No lo creo”, dije. Mi hostilidad se hacía eco de la suya.

Le estreché la mano y le dije: “Gracias por permitirme conocer a una persona interesante”, me di la vuelta y me fui. Respeto a Herrmann, y sigo amando su obra, pero ¿de qué sirve si no se está de acuerdo?”.

Eso y otras cuestiones impidieron que Bernard Herrmann fuera el autor de la banda sonora de El exorcista.

Eduardo J. Manola – 21 de mayo de 2021

0 0 votos
Califica el artículo
Suscribete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Mas comentarios en lineá
Ver todos los comentarios